ejercicio y bienestar
ejercicio y bienestar
ejercicio y bienestar

Los expertos en psicología afirman que el ejercicio y una vida saludable  son claves para mantener una buena salud psicológica. No importa que deporte practiques ya que todos ellos cuentan con innumerables beneficios.

¿Cómo nos ayuda el deporte psicológicamente?

  • Ayuda a disminuir el estrés causado por el trabajo o los estudios…no hay nada mejor que un poco de ejercicio al finalizar la jornada. Al realizar ejercicio aumentamos la producción de norepinefrina que ayuda a moderar la respuesta del cerebro ante el estrés.
  • Reduce la ansiedad y la depresión: Al hacer ejercicio liberamos neurotransmisores como serotonina, dopamina y acetilcolina    que ayudan a aliviar los síntomas de la ansiedad.
  • Genera motivación y agudiza la mente.
  • Aumenta nuestra autoestima, nos hace vernos mejor con nosotros mismos y esto hace que aumente nuestra confianza.
  • Mejora nuestras relaciones sociales: A la vez que mejoran tu estado de ánimo y tu salud, tus relaciones sociales también mejoran. Al incrementar la confianza en ti mismo, desprenderás una imagen de ti mucho más positiva que hará que puedas llegar mejor a los demás.

Al margen de todo esto, ejercitarse es muy bueno para mejorar nuestra memoria y nuestro aprendizaje, según nos explica el psiquiatra John Ratey, ya que se incrementan la producción de células del hipocampo responsables de éstas áreas.

Desde psycospirity sabemos que no es fácil motivarse y que a muchos de nosotros nos cuesta empezar o seguir una rutina de ejercicios. Por eso os dejamos unos tips para motivaros a superar la pereza que todos tenemos.

  1. Busca tu razón: Busca el motivo por el que quieres hacerlo, ya sea verte mejor, adelgazar, ganar músculo…todos tenemos un por qué. Identifícalo y concéntrate en ello. Cuanto más lo pienses más difícil será no hacerlo.
  2. Convéncete de hacerlo: Pensar que deberías hacerlo no va a lograr que te pongas a ello. Al contrario, sentirás que es una obligación y eso no es lo que queremos lograr. Debes pensar los beneficios que eso te proporcionará.
  3. Establece una meta realista: Cada persona tiene un límite y no por eso se es menos o más que nadie. LO mejor es ir poniéndonos metas a corto plazo que podamos llegar a cumplir para no desanimarnos. Por ejemplo si tu meta es realizar ejercicio 3 días a la semana unos 30 min, haz por cumplir esa meta y una vez superada podrás aumentar días o tiempo de ejercicio.
  4. No seas muy duro contigo mismo: Si un día te sientes sin ganas porque has tenido un día duro, no te culpes por ello. El cuerpo también necesita descansar para regenerar los músculos. Si no has logrado cumplir tu meta tampoco te sientas mal. Analiza tu fallo y ponte otra meta más realista que puedas cumplir.

Lo importante es la actitud que tengas ante las cosas. Propóntelo y ten una vida sana y saludable.

os dejo un vídeo motivador.

Co-directora de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.