critico demasiado
critico demasiado
critico demasiado

Para criticar a una persona, basta con una mala mirada o un mal gesto. Podemos definir la crítica como el comentario que hacemos de alguien sin ninguna contemplación.

Hay dos maneras de hacer las críticas.

  • De manera constructiva: Es un juicio que se realiza de manera respetuosa hacia otra persona para ayudarle a mejorar. La persona que recibe esta crítica sabe que está siendo ayudado y se lo toma bien. Por ejemplo: En vez de señalarle lo que ha echo mal, le decimos en aquello que puede mejorar.
  • De manera destructiva: Este tipo de crítica lo que busca es hacer daño a la otra persona. No busca ayudar sino destruir. Suele resaltar lo negativo.

Cuando condenas a los demás con críticas destructivas, ese sentimiento se expande y puede hasta llegar a ti. Ten en cuenta que lo que solemos juzgar de los demás son nuestras propias inseguridades y negatividad proyectadas hacia afuera.

Solemos emitir estos juicios con mucha facilidad y al hacerlo, nos sentimos superiores. Las personas que se dedican a juzgar a los demás generalmente…:

  1. Suelen detestar la mayor parte de su vida y se dedican a intentar envenenar a los demás con sus juicios.
  2. No se sienten satisfechos con nada de lo que hacen
  3. Les atormentas algunas decisiones que han tomado a lo largo de su vida
  4. Se irritan con mucha facilidad

¿Cómo podemos emitir juicios sin dañar a los demás?

Esto se puede conseguir pero hay que hacer un gran cambio. Generalmente, las críticas están unidas a la intimidad emocional, es decir, cuanto más cercanos somos a alguien,, más probabilidad hay de encontrar cosas suyas que nos desagradan. Aunque ahora con las redes sociales, esto ha cambiado, y ya nos dedicamos a juzgar a los demás por el contenido que comparten.

Si tu crítica es constructiva formulada con comprensión y respeto y la otra persona la acepta de manera abierta y con ganas de aprender, se puede fortalecer la relación.

¿Cómo puedo dejar de juzgar a los demás?

Prueba estos tips:

  • Haz una pausa cuando tengas un pensamiento prejuicioso: Esto puede ayudarte a ponerles freno, ya que estos pensamientos nos invaden de manera automática. Deberás analizarlos y ver el motivo por el que te molestan tanto.
  • Desafía a tu pensamiento: Una vez reconocido, deberás desafiarlo. Para ello deberás pensar en las suposiciones que haces sobre las personas. Por ejemplo: ” No puedo creer que deje que su hija salga así de casa” Con este pensamiento, estás asumiendo que esa mujer es una mala madre que no se preocupa por su hijo. Sin embargo puede ser así por cualquier circunstancia ajena a nuestro conocimiento.
  • Trata de entender: Encuentra en tu interior una manera de comprender tu comportamiento y de justificar esa situación
  • Identifica las fortalezas de esa persona: Al pensar en las cosas que te gustan de ella, aprenderás a apreciarla y dejarás de juzgarla.
  • Busca como lograr tus metas: Como bien hemos comentado, los prejuicios son nuestras debilidades proyectadas. Por lo tanto, centrarte en alcanzar tus metas te llevará a estar menos pendiente de los demás.
  • Recuerda que el respeto es la clave de toda relación.

 

Referencias:

https://www.significados.com/critica-constructiva/#:~:text=Qué%20es%20Crítica%20constructiva%3A,respecto%20a%20una%20circunstancia%20específica.

https://edecaformacion.com/que-es-una-critica-destructiva-y-una-critica-constructiva

Co-directora de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.