sindrome vacacional
sindrome vacacional
sindrome vacacional

Atrás quedan los días de planear el viaje que vamos a realizar y también los días que hemos pasado en aquel lugar maravilloso. Toca volver a la ciudad y a lidiar con la rutina diaria.

Es una vuelta dura, dejar atrás la desconexión no siempre es fácil, es por eso que sufrimos este síndrome (que no trastorno) durante unos días.

Podemos encontrar con más frecuencia este síndrome a finales de agosto o en septiembre, pero depende mucho del periodo vacacional de cada uno.

Aproximadamente un 45% de los trabajadores de España sufren malestar físico y emocional al incorporarse al trabajo, lo que conlleva una disminución de su rendimiento laboral y caos en su vida familiar.

 

Generalmente, esto se produce por una vuelta a la rutina demasiado brusca sin un proceso adaptativo previo.

Los síntomas que se suelen dar son:

  • Síntomas físicos: Que suelen ser; Cansancio, fatiga, problemas de sueño, falta de apetito, dificultad de concentración…
  • Síntomas emocionales: Encontramos falta de interés, irritación, nerviosismo e incluso tristeza

Cuando volvemos de las vacaciones todos solemos sentir alguno de estos síntomas, para diferenciarlo del periodo normal de adaptación nos fijamos en la duración de estos y el momento en el que se dan. Lo más habitual es que se produzca en la primera semana de reincorporación al trabajo, y suele ser pasajero ( un par de días). Si dura más de 15 días, hablaríamos de otra cosa. Según afirma la psicóloga Ana San Bruno.

¿Cómo podemos evitarlo?

Para saber prevenirlo debemos saber:

  1.  Necesitamos un periodo de adaptación entre fases, marcarnos retos fáciles y saber que en unos días no daremos el 100% de nosotros.
  2. Retomar el contacto con amigos y familiares: Retomar los planes que teníamos antes de las vacaciones.
  3. Practicar deporte para liberar endorfinas y sentirnos mejor

Y si no he sabido prevenirlo…¿Qué hago?

Lo más normal es que no tengamos previsto que esto pueda suceder, por eso a la mayoría nos pasa.

  • Programa la vuelta con tiempo: No apures hasta el último día, vuelve unos días antes de tu reincorporación al trabajo y retoma tu rutina.
  • Aborda tus actividades laborales paulatinamente: No quieras estar de golpe al 100% porque aparecerá la frustración, Recuerda que te encuentras en un proceso de adaptación, empieza por las cosas más sencillas y placenteras.
  • Respeta las horas de sueño: Sabemos que con las vacaciones, los horarios se trastocan, es momento de volver a la rutina de horarios.
  • Modera el consumo de alcohol y cafeína: El alcohol lo único que va a lograr es agravar los síntomas de apatía, ya que es un depresor del SNC y con la cafeína agudizaremos los síntomas del estrés.
  • Haz deporte:
  • Organiza tu tiempo y diviértete: Dedícate tiempo para ti y haz las cosas que te gustan
  • Fíjate en lo positivo y ten paciencia: Debemos darle importancia a las cosas buenas que nos suceden en el día a día.

Recuerda que esto es pasajero y en unos días todo volverá a la normalidad.

Co-directora de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.