En el artículo anterior vimos lo que era la hipófisis y hablamos de la neurohipofisis.  Hoy vamos a hablar de la adenohipófisis.

La Adenohipofisis es una glándula complementaria situada en la región anterior de la hipófisis, respecto a un eje de coordenadas en el cual la hipófisis
se encuentra en una posición superior, recibe este prefijo dada la
procedencia de esta, y también por que guarda estrecha relación con las
hormonas segregadas por la hipófisis.
La adenohipófisis segrega muchas hormonas de las cuales seis son
relevantes para la función fisiológica adecuada del organismo, las
cuales, son segregadas por 6 tipos de células diferentes:

 

1- LA TIROTROPINA (TSH), denominada hormona estimulante del tiroides u
hormona tirotrópica se trata de una hormona glicoproteica secretada por
el lóbulo anterior de la hipófisis (adenohipófisis) que aumenta la
secreción de tiroxina y triyodotironina. Esta hormona produce unos
efectos específicos sobre el TIROIDES, tales como el aumento de la
proteolisis de tiroglobulina (proteína yodada que proporciona los
aminoácidos para la síntesis de las hormonas tiroideas), lo que hace que
se libere tiroxina y triyodotironina a la sangre; el aumento de la
actividad de la bomba de yodo; el aumento de la actividad secretora y
del tamaño de las células tiroideas, y el aumento de la yodación del
aminoácido tirosina. La TSH aumenta todas las actividades de secreción
que tienen lugar en las células glandulares del tiroides. 

2- LA ADRENOCORTICOTROPA o CORTICOTROPINA (ACTH) es una hormona
polipeptídica, producida por la hipófisis y que estimula a las GLÁNDULAS
SUPRARRENALES
. La ACTH estimula dos de las tres zonas de la corteza
suprarrenal que son la zona fascicular donde se secretan los
glucocorticoides (cortisol y corticosterona) y la zona reticular que
produce andrógenos como la dehidroepiandrosterona (DHEA) y la
androstendiona. 


3- LA Hormona del CRECIMIENTO (HC) o SOMATOTROPINA es producida por la
glándula Hipófisis (específicamente por la porción anterior o
adenohipófisis). La HC facilita el aumento de tamaño de las células y
estimula la mitosis, con lo que se desarrolla un número creciente de
células y tiene lugar la diferenciación de determinados tipos de
celulares, como las células de crecimiento óseo y los miocitos precoces. 

La hormona de crecimiento intensifica el transporte de aminoácidos a
través de las membranas celulares hasta el interior de la célula
estimulando la síntesis de ARN mensajero y ARN ribosómico , también
induce la liberación de ácidos grasos del tejido adiposo y, por
consiguiente, aumenta su concentración en los líquidos corporales.
Asimismo, intensifica en todos los tejidos del organismo la conversión
de ácidos grasos en acetilcoenzima A (acetil-CoA) y su utilización
subsiguiente como fuente de energía en detrimento de los hidratos de
carbono y las proteínas. El efecto de la hormona de crecimiento de
estimulación de la utilización de las grasas junto con sus efectos
anabólicos proteicos produce un incremento de la masa magra. 

Su acción
sobre el crecimiento depende de la presencia de tiroxina, insulina y
carbohidratos. Las somatomedinas, proteínas producidas principalmente en
el hígado, ejercen una función muy importante en el crecimiento
esquelético inducido por la GH, pero la hormona no puede producir la
elongación de los huesos largos una vez se han cerrado las epífisis, por
lo que la estatura no aumenta tras la pubertad. La GH influye sobre la
actividad de diferentes enzimas, aumenta el almacenamiento de fósforo y
potasio y promueve una moderada retención de sodio. 


4- LA FOLICULOESTIMULANTE o FSH es una gonadotropina de naturaleza
glicoproteica producida por el lóbulo anterior de la glándula hipófisis,
que se encuentra en el cerebro. Comienza a sintetizarse en la
adolescencia, en torno a los 13 ó 14 años de edad. En la mujer estimula
la maduración del folículo, en el hombre es responsable en parte de la inducción de la
espermatogénesis. 


5- LA LUTEOESTIMULANTE en el hombre es la proteína reguladora de la
secreción de TESTOSTERONA, actuando sobre los testículos y en la mujer
controla la maduración de los FOLÍCULOS, la ovulación, la iniciación del
cuerpo lúteo y la secreción de progesterona.

 La LUTEINIZANTE (LH),
hormona gonadotrópica de naturaleza glicoproteica que, al igual que la
hormona foliculoestimulante o FSH, está producida por el lóbulo anterior
de la hipófisis.
Tiene un papel importante en el proceso de la OVULACIÓN. Su acción se
manifiesta sobre las células de la granulosa del folículo del
ovario. 

La LH induce la secreción rápida de hormonas esteroideas
foliculares, que incluyen una pequeña cantidad de progesterona, lo que
hace que el folículo se rompa, se transforme en el cuerpo lúteo y, por
tanto, se produzca la expulsión del óvulo. 


6- LA PROLACTINA es una hormona segregada por la parte anterior de la
hipófisis, la adenohipófisis, que estimula la producción de leche en las
glándulas mamarias y la síntesis de progesterona en el cuerpo lúteo.
Las hormonas que tienen un efecto sinérgico són: los estrógenos, la
progesterona y la GH. Su secreción es continuamente inhibida por la
dopamina.
Hiperprolactinemia: aumento de los niveles de prolactina en sangre.  En los hombres puede provocar impotencia y en las mujeres
amenorrea.
Macroprolactinemia: aumento de los niveles de prolactina que carece de efectos biológicos significativos.

Psycospirity.
M Carmen

Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf
Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf

Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf

Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf

Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf

Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf
Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf

Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf
Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf

Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf
Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf
Hormonas somato-mamotróficas
La
hormona del crecimiento, también llamada somatotropina, es codificada
por un gen de un grupo de cinco -localizado en el brazo largo del
cromosoma 17- es una mezcla heterogénea de péptidos que se diferencian
por su tamaño o su carga. Como decíamos, la mitad de las células
hipofisiarias son somatotropos y la producción de la hormona del
crecimiento –grande en niños- alcanza las cifras más altas en la
adolescencia, bajando a niveles mínimos en la edad adulta; su secreción
de hormona ocurre en pulsos separados e irregulares –con picos y valles-
de manera que hay momentos en que sus niveles séricos pueden llegar a
ser indetectables. En la noche –después de comenzar el sueño profundo-
los pulsos son más amplios y constantes. Debido a estas variaciones, en
el diagnóstico clínico es necesario – o bien tomar varias muestras y
hacer un pool, o hacer pruebas dinámicas, particularmente para detectar
una deficiencia. Fisiológicamente hay dos hormonas – la gonado-relina y
la somatostatina- que regulan su liberación, pero también hay varios
estímulos (neuro-transmisores, fármacos o metabolitos) que influyen en
la secreción de la hormona. La glucosa plasmática también es un potente
regulador y la hipoglicemia por insulina y otras causas produce un
rápido aumento en su secreción, al igual que el ejercicio, el estrés, la
excitación emocional y el consumo de alimentos ricos en proteínas.

See more at:
https://encolombia.com/medicina/materialdeconsulta/tensiometro-virtual/fisiologia-de-la-adenohipofisis/#sthash.btdhoNgN.dpuf
El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *