Cualquier persona que quiera tener una mascota tiene que valorar
previamente que tener un perro, por ejemplo, implica un compromiso para
cuidar de él. No se trata de un capricho, y qué es algo duradero (10-15 años)

Pero tener una mascota produce grandes beneficios emocionales, especialmente, en las personas que viven solas.

Un estudio de la Universidad de Miami que comparó individuos con o
sin animales en su casa, obtuvo que quienes compartían con una mascota
tenían: mayor autoestima, mejor aptitud física y menor sensación de
soledad, entre otros.


Otros estudios demuestran, por ejemplo, que los acuarios ayudan como
una forma de disminuir la ansiedad y que los perros aumentarían el deseo
de interactuar y también poseerían un efecto ansiolítico; es decir, que
reduce los síntomas de la ansiedad.

 Beneficios psicológicos

  1. Favorece la actividad física.


Tener un animal de compañía (sobre todo si se trata de un perro)
puede ser un motivo para salir a la calle, y dar varios paseos cada día.
Aunque el motivo principal de estos paseos sea el beneficio de tu
mascota, tú también te beneficiarías de estas salidas. Especialmente
importante en personas que siguen una vida sedentaria o con poca fuerza
de voluntad para moverse.



  1. Te ayudará a realizar ejercicio físico.


A parte de salir a dar varios paseos al día, si tienes una mascota,
te puede ayudar a realizar un ejercicio más intenso, ya sea pasar un
rato en movimiento lanzándole una pelota o realizar ejercicio de manera
intencionada. Muchos dueños de perros encuentran en su mascota un
compañero perfecto para salir a correr.



  1. Nos ayuda a estructurar nuestro tiempo


El ser humano necesita de la rutina para funcionar en el día a día de
manera adecuada y sentirse menos estresado. Si tienes un animal de
compañía, serás tú mismo quien le proporciones esa rutina diaria tu
mascota, al mismo tiempo, estarás estructurando también tu día.



  1. Ayuda a mejorar el sentido de la responsabilidad y la autoestima.


Tener un ser vivo que depende de ti, te hará sentir útil y
responsable, estos beneficios psicológicos derivados de tener mascota
son especialmente importantes en edad infantil. Además, el verte útil y
recibir cariño incondicional por parte de otro ser vivo, puede hacer que
tu autoestima mejore considerablemente.  Muchas veces, estas
características surgen de manera innata; un 90% de los niños dedicaría
parte de su tiempo a cuidar a su mascota; un 80% daría su juguete
preferido por él y un 75% se levantaría temprano para pasearlo.



  1. Te ayudará a expresar tus emociones.


Un animal de compañía supone una fuente de cariño inagotable, y al
mismo tiempo, te enseñará a expresar emociones como el amor, entre
otras.



  1. Facilitan la socialización.


Tu mascota puede ser el tema de conversación idóneo que te permita
romper el hielo cuando te encuentras con gente que no conoces demasiado, o
en esas incómodas situaciones de silencio. Además, puede ser el vínculo
que  permita conocer nuevos amigos y agrandar tu círculo social.



  1. Especialmente importantes en terapia psicológica


Los animales son unos estupendos aliados para personas con trastornos
psicológicos; por ello, existen muchas terapias asistidas en las que
los animales son el recurso principal para conseguir beneficios y
mejoras en las personas.(Puedes leer el artículo de terapia asistida con animales en este enlace)

  
        8.Reducen el estrés, la ansiedad y mejoran nuestra autoestima.

Sentir el cariño que nos aportan los animales puede aumentar nuestro autoestima y de paso reducir el estrés al liberar oxitocina ( que es la hormona del amor)

Las razones expuestas para tener un
animal de compañía no son garantía de que se vayan a desarrollar unas
buenas relaciones y que estén suficientemente atendidos.



Por ejemplo los niños demasiado pequeños
pueden causar problemas de comportamiento en los animales ya que no
distinguen bien entre objetos animados e inanimados y el trato puede ser
cruel.



Puede aparecer agresividad por tirones de pelo, darles golpes o jugar a las guerras lanzándoles objetos o disparos.



Muchos propietarios tratan a los
animales como si fuesen seres humanos o les atribuyen sentimientos
humanos como rencor, envidias, celos o sentimiento de culpa.



Es dudoso que tales sentimientos puedan
atribuirse, por tanto no se les puede castigar por ello. Un excesivo o
ansioso apego al animal o un trato afectuoso compulsivo puede ser
perjudicial e indicativo de algún trastorno del ser humano.

La muerte de una mascota.



Efectivamente una mascota puede llenar
de alegría la vida de una persona y por tanto la muerte del animal puede
llegar a ser muy estresante. Se ha informado de una gran cantidad de
casos de luto psicológico tras la muerte de la mascota (Keddie 1977).



Como la vida de un perro es más corta
que la de los humanos, su muerte puede servir de preparación para
aceptar mejor la muerte en los seres humanos.



Los niños han celebrado funerales para sus mascotas (cementerios de mascotas). En este sentido nada puede estresar más fuertemente que el significado del final irrevocable de la muerte.
MªCarmen Martínez 
fuente:
http://www.miconsulta.es/mascotas-beneficios-psicologicos/

El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *