Aprendemos a vivir mediante el APRENDIZAJE, éste es el
proceso mediante el que adquirimos, o cambiamos, nuestra forma de actuar,
nuestras conductas, como resultado de las experiencias a las que nos exponemos
a lo largo de la vida. Cuando experimentamos durante el tiempo suficiente el
manejo de una bicicleta, acabamos aprendiendo a “montar en bici”; a veces, una
persona tiene la “mala experiencia” de ser mordido por un perro y aprende a
tener miedo de estos animales; aprendemos a utilizar una cámara de fotos porque
vemos cómo lo hace el vendedor o porque lo leemos en el manual de
instrucciones. (Verás en los siguientes post que en ambos casos se trata del
mismo proceso de aprendizaje: aprendizaje por observación, ya que hay
diferentes tipos).
En psicología frecuentemente se utilizan como sinónimos los
conceptos de “aprendizaje y condicionamiento” para referirse al proceso de
adquisición y/o cambio de conductas.
Existen tres mecanismos o procesos mediante los que los
seres humanos aprendemos:
  • ·        
    La contigüidad
    (condicionamiento clásico)
  • ·        
    Las consecuencias
    (condicionamiento operante)
  • ·        
    Y la observación
    (aprendizaje observacional).

La adquisición es el proceso fundamental de todo
condicionamiento; es la parte del proceso en la que se realiza digamos el
emparejamiento (la asociación temporal) entre los dos elementos: las
circunstancias estimulares, o estímulos, (más o menos complejos) y la mayor o
menor experiencia de la persona en esa circunstancia.
Es importante prestar atención a que la adquisición (el
aprendizaje propiamente dicho) y la ejecución de las conductas aprendidas (es
decir, la puesta en práctica de lo aprendido) son procesos diferentes; aunque
sólo se sabe que alguien ha aprendido a hacer algo cuando lo hace, es posible
que una persona aprenda una conducta, pero, por no encontrarlo oportuno, no la
lleve a cabo; Por lo tanto, en este caso se produjo la adquisición, pero no se
produce la ejecución de esa conducta. Junto a la adquisición, otros fenómenos
que sirven para explicar las diferentes formas de cómo se produce el
aprendizaje son:
  • ·        
    La
    adquisición:
    es un proceso “invisible” que sólo se manifiesta a través de
    la puesta en práctica de lo aprendido. No siempre estamos manifestando
    conductualmente lo que hemos aprendido, el aprendizaje sólo se manifiesta en
    comportamientos cuando resulta útil, cuando tiene un valor adaptativo.
  • ·        
    La
    extinción
    : que se puede considerar el proceso contrario al de adquisición,
    consiste en la eliminación de conductas previamente adquiridas.
  • ·        
    La
    generalización
    : es el proceso de aprendizaje por el que estímulos cercanos
    o muy parecidos a los utilizados en la situación de aprendizaje, adquieren
    también la propiedad de provocar la respuesta.
  • ·        
    La
    discriminación:
    es el proceso inverso de la generalización; mediante este
    proceso el campo de estímulos cercanos o parecidos a los que responde el
    sujeto, se delimita.

Para no alargar el post, en los siguientes explicaremos cada
tipo de aprendizaje uno por uno.
Un saludo,
A.M.J.

PsycoSpirity.
El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *