Como comentábamos en el artículo de la hipnosisésta se define como “un procedimiento durante el cual, el profesional de la salud realiza sugestiones a un cliente”



Como muchos de los modelos
terapéuticos, cuenta con diversos mitos sobre esta práctica. Vamos a comentar varios de ellos en este artículo.

  • Bajo trance hipnótico, los procesos mnésicos se incrementan de tal modo que pueden recordarse hasta los detalles más mínimos de hechos remotos: Esta afirmación es FALSA. bajo el trance se puede guiar el recuerdo de un suceso, pero debido a que la información que se recuerda, ha sido previamente filtrada por las estrategias de codificación. Pueden generarse falsos recuerdos.
  • Bajo trance, es imposible hablar porque se saldría del trance inmediatamente:  FALSO, bajo un trance hipnótico, la persona puede realizar casi todo tipo de conductas, incluidas las más complejas. En ciertas fases del tratamiento, lo ideal esque se mantenga un diálogo para que se pueda describir la escena por ejemplo.
  • Durante el trance, se pierde la consciencia: Otra afirmación FALSA. Si que pueden observarse patrones electroencefalográficos diferentes de vigilia y sueño pero el sujeto nunca pierde la consciencia, a veces, es justo lo contrario. Mejora su concentración.
  • El hipnotizador ha de tener un “Don” para conseguir que sus pacientes entren en hipnosis: Esto no es del todo correcto. En principio, cualquier persona puede hipnotizar . Se trata de una relación de respuesta mutua donde juegan un papel muy importante las características de la persona como las del hipnotizador. 
  • La hipnosis es un tipo de terapia: Digamos que no del todo, es más una técnica terapéutica específica que puede ser aprovechada por los profesionales de la salud.
  • La hipnosis es una forma peculiar de sueño: Falso, este mito se mantiene por el hecho de que hay que tener los ojos cerrados, pero tenerlos cerrados facilita la concentración. Se puede hipnotizar con los ojos abiertos, lo que se llama “hipnosis activa”
  • La hipnosis provoca dependencia en el hipnólogo: Totalmente falso. La hipnosis usada de forma correcta, lo que hace es favorecer la independencia del paciente en la resolución de sus problemas. Se intenta que la persona aprenda la “auto-hipnosis”
  • La hipnosis sólo se consigue bajo unas condiciones de silencio, relajación y siguiendo el mismo ritual de inducción:  En este caso, la relajación física no es un pre requisito para la inducción del trance. Se trata de trabajar con el paciente y sus modalidades sensoriales para conseguir la forma más adecuada.
  • Se puede hipnotizar a alguien para que haga algo en contra de su voluntad: NO. Como hemos dicho anteriormente, siguen conscientes. Todas las personas podemos ser influenciadas pero nada tiene que ver con el proceso de hipnosis.
  • Ser hipnotizado puede ser peligroso para la salud: Las personas pueden salir del trance por sí mismas, y ante la ausencia de instrucciones. Bien podría salir voluntariamente o el trance se iría difundiendo progresivamente.
  • Sólo se puede hipnotizar a cierto tipo de personas:  FALSO, Se puede decir que prácticamente todas las personas son hipnotizables.
  • Tras las sesiones de hipnosis, los sujetos presentan amnesia de lo sucedido: Falso. la mayoría de la gente recuerda todo o casi todo de lo que se le dijo o hizo en estado de trance.


Estos son sólo algunos de los mitos que se suelen dar en la hipnosis, no obstante, si estáis interesados, acudir a un experto en esta técnica.

MªCarmen Martínez

Fuente: Libro tratamientos psicodinámicos UNED

El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *