Éste es el ideograma japonés de “camino”, “sendero” ó “via”. 道
Viendo por partes el ideograma la parte central 自 significa “sí mismo” y
la parte de la izquierda significa “camino” y se pronuncia “doo” ó
“míchi”. Así pues podemos interpretarlo como “el sí mismo hace su
camino” y esto nos abre un variopinto abanico de aplicaciones a la vida
diaria y concreta de nuestro entorno. A los ideogramas los japoneses los
llaman “kánlli”.

Entonces al unir el ideograma de camino a otros
kánlli de acciones ó de sustantivos, les damos un realce filosófico ya
que la acción y el objeto se elevan a un plano de realización personal
en la cual buscamos mejorarnos.

Por ejemplo si tomamos el kánlli
de espada 剣 y lo unimos al de camino, nos queda 剣道 “el camino de la
espada”, “kéndoo” en japonés, nos indica que por medio de la práctica de
la manera de usar la espada nos transformaremos mental y físicamente,
no es un entrenamiento físico a secas. Lo mismo sucede si el kánlli de
camino lo unimos al de la bebida del té 茶道 que se lee como “sadoo”
entonces beber té se vuelve un camino para transformarme
psicosomáticamente, esto implica desde que me levanto, me baño, me
visto, preparo los ingredientes, hiervo el agua, limpio el lugar, agrego
las hojas al agua en la taza de té, mezclo, espumeo, tomo la tacita, la
levanto a la altura de los ojos, la giro 3 veces a la derecha, la
acerco a la boca y la bebo degustando el sabor, reflexiono entre sorbo y
sorbo, la deposito en el piso, me limpio los labios con el pañuelo,
limpio los utensilios y salgo a hacer otras actividades sin dejar de
reflexionar en cómo me uní con mi entorno al beber té y sentir que ya no
soy la misma persona que entro a la casa del té (chá no ma), ahora soy
diferente en mi cuerpo y pensamientos.

Por esto, yo te invito a
que tu encuentres tu “doo, michi” en las actividades que haces a diario,
buscando un avance personal usando las acciones que haces a diario como
“caminos para transformarte” así sin descuidar ninguna de tus acciones
comunes que realizas, entonces cuando “veas” 見道 (kendoo) que sea usando
tu “michi”, permite que las imágenes te sorprendan; cuando comas 食道
(shokúdoo) que los sabores te maravillen; cuando camines 歩道 (joodoo) que
sientas tus pisadas como te llevan a donde tus pensamientos así lo han
deseado.

Deja que todo el mundo que te rodea se vuelva tu “camino”, tu “doo”, tu “míchi”
en
todas las acciones que realices ya seas adinerado ó no, la
transformación está a tu alcance y esto incluye desde el que dirige
una empresa hasta el que lavas los trastes. Ricos y pobres están
caminando sobre su “míchi”.

Te deseo lo mejor. Pax tecum (la paz sea contigo)
Rubén Manzano Castro. Profesor mexicano de japonés y diplomado en PNLe hipnosis
 (Colaborador de psycospirity)

El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *