Teniendo en cuenta los diferentes modelos teóricos y estudios empíricos aquellas características
que han mostrado que tienen un mayor efecto sobre la salud de los trabajadores y que resultan
más importantes para generar organizaciones saludables son:

  •  • Control del puesto. La autonomía o control en el puesto de trabajo así como la participación
    en la toma de decisiones, puede considerarse
    como un recurso clave en la mayoría de los
    modelos. Las investigaciones más recientes
    tienden a distinguir dos aspectos básicos del
    control: control de tiempos y control de métodos. El control de tiempos se refiere al grado
    en que las personas pueden decidir cuándo
    llevar a cabo una determinada tarea y el control de métodos se refiere a la capacidad del
    trabajador para decidir el método con el que
    va a realizar la tarea, es decir, el cómo hacerlo.
    En relación con otros factores, se ha comprobado que altos niveles de control en el puesto
    junto a la presencia de altas demandas laborales favorece lo que se ha denominado como
    “puestos activos”, que facilitan el aprendizaje
    y la motivación de los trabajadores.  
  • • Oportunidad para el uso de habilidades. Se refiere a la oportunidad que ofrece el puesto
    para la utilización y el desarrollo de las propias habilidades, así como la utilización de habilidades valoradas y habilidades requeridas. Las habilidades se entienden como la capacidad cognitiva necesaria para desempeñar las funciones del puesto de trabajo. Diversos
    estudios han mostrado que aquellas empresas que favorecen el uso de las habilidades que
    los trabajadores poseen obtienen trabajadores más satisfechos, con niveles de autoestima
    más altos y con mayores indicadores de bienestar psicosocial.
    Dan Ariely: ¿Qué nos hace sentir
    bien sobre nuestro trabajo?
    Fuente: CAUAC S.A.S.
    Divulgación Dinámica Programa de Formación 21
    Oportunidades de Mejora: Comportamiento Organizacional Positivo 
  • • Variedad. Esta característica hace referencia a la novedad y al cambio en un determinado
    entorno o ambiente y se diferencia entre variedad intrínseca y variedad extrínseca.
    La variedad intrínseca se define como el grado en que un trabajo requiere diferentes actividades para llevarlo a cabo implicando el uso de diferentes habilidades por parte del trabajador.
    La variedad extrínseca hace referencia a aspectos del trabajo relacionados con otros aspectos del entorno del trabajo así como la música ambiental, cambios en la iluminación,
    oportunidad de mirar al exterior,… 
  • • Demandas laborales realistas. A pesar de que el término demanda pueda asociarse con el
    estrés, la presencia de demandas laborales realistas se consideran características positivas.
    Así, sólo cuando existan excesivas demandas en relación con las competencias, conocimientos y habilidades de la persona serán consideradas como factores de riesgo psicosocial, señalándose por tanto como positivas aquellas demandas cuantitativas y/o cualitativas
    ajustadas a los recursos laborales tanto situacionales como personales. Igualmente, la falta
    de carga de trabajo se ha demostrado como un riesgo psicosocial, así como la asignación de
    pocas tareas, o la realización de tareas muy simples, rutinarias y aburridas en relación a las
    habilidades y destrezas del trabajador. 
  • • Claridad de tareas y rol laboral. Se refiere a que el rol y tareas a desempeñar estén bien
    definidos así como que el trabajador posea información clara respecto a lo que se espera
    de él. Un puesto saludable implica que exista información clara sobre diferentes aspectos
    del trabajo como son:
    » Información sobre las consecuencias de la conducta, así
    como retroalimentación de la tarea
    » Información sobre el futuro, ausencia de ambigüedad sobre el futuro del trabajo, ausencia
    de inseguridad en el trabajo; y finalmente
    » Información sobre la conducta requerida,
    así como baja ambigüedad de rol. 
  • • Oportunidades para el contacto social, es
    decir, saber que se puede contar con el apoyo tanto de compañeros como de superiores.
    El apoyo social es probablemente uno de los
    recursos más estudiados en la investigación y se
    puede manifestar a través de sentimientos de empatía o estima (apoyo afectivo) como proporcionando apoyo de tipo instrumental. 
  • • Feed-back sobre el trabajo realizado. Hace referencia al grado en que la realización de
    la actividad laboral proporciona a la persona información clara y directa sobre la eficacia
    de su desempeño. Se considera un recurso organizacional clave, responsable de la aparición de consecuencias positivas tales como un incremento en las creencias de eficacia,
    bienestar psicológico, satisfacción y mejoras en la productividad. Este feed-back puede ser
    proporcionado por distintas fuentes, como por ejemplo por la manera en que el puesto está
    diseñado, por el propio supervisor o por los propios compañeros de trabajo
Anaís Martínez Jimeno
El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *