El concepto de inteligencia emocional es atribuido al psicólogo norteamericano “Daniel Goleman”, consiste en darle importancia a reconocer nuestros propios sentimientos (emociones) y los de los demás. Es una habilidad que nos permite un mejor manejo de nuestras emociones y relaciones con los otros.
De acuerdo con datos de la OMS, en varios países desarrollados como EEUU, entre un 35-45% del absentismo laboral es debido a problemas de desequilibrio emocional.
En un estudio que se realizó sobre “competencias emocionales en niveles gerenciales de empresas protosinas” realizado por el consejo de acreditación de la enseñanza de Contaduría y Administración, revela que el 80% de personas que llegan a puestos directivos han trabajado para poder desarrollar habilidades para saber cómo tratar a la gente, puesto que ésto es algo importantisimo para poder ejercer su oficio eficientemente.

La inteligencia emocional se basa en:



Auto-conciencia:
Como visionario proyectar confianza y seguridad provocará el sentimiento de ser competente, astuto y eficaz. Para lograrlo, define bien cuál es el objetivo a seguir y las metas que persigue tu negocio, tanto económicas como personales, sociales y ambientales.
Auto-regulación:
Los emprendedores deben generar la sensación de controlar el negocio y su desarrollo.Tienen que evolucionar junto con su negocio. Su peor enemigo será el desorden y la confusión.
Empatía:
Una relación ideal esta basada en la comprensión y la empatía, esto ayudará a formar vínculos mas personales y a largo plazo. Es primordial que las personas conozcan  a quién está detrás de la empresa y que es lo que piensa y siente.
Habilidades sociales:
La transmisión de ideas o sentimientos al equipo de trabajo, como también a los clientes es fundamental; una buena comunicación genera confianza y las relaciones son mas estrechas generando fidelidad.
Motivación:
Este concepto es innato en los emprendedores, pero muchas veces carece en el equipo. Como líder es importante trabajar y desarrollar el sentimiento de curiosidad, aprendizaje constante, felicidad y satisfacción a los colaboradores.

¿Para qué nos sirve la inteligencia emocional?
  • Tomar consciencia de nuestras emociones.
  • Comprender los sentimientos de los demás.
  • Tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en el trabajo.
  • Acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo.
  • Adoptar una actitud empática y social que nos brindará mayores posibilidades de desarrollo personal. 
Como dato curioso: Las mujeres tienen mayor inteligencia emocional que los hombres, debido a que su hipocampo (que es la parte del cerebro que registra digamos los datos emocionales) es ligeramente mas grande.
¡Que tengáis un buen miércoles!
A.M.J.
El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *