La psicología del color es una rama de la psicología que está dedicada a estudiar los efectos de los colores en la percepción y conducta humana.
Está siempre presente en todas partes influenciándonos a tomar decisiones, sin que nosotros muchas veces nos demos cuenta.
El precursor de la psicología del color, sin embargo, fue el poeta y científico alemán Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832) que en su tratado “Teoría del color”
se opuso a la visión meramente física de Newton, proponiendo que el
color en realidad depende también de nuestra percepción, en la que se
halla involucrado el cerebro y los mecanismos del sentido de la vista.
De acuerdo con la teoría de Goethe, lo que vemos de un objeto no depende
solamente de la materia; tampoco de la luz de acuerdo a Newton, sino
que involucra también a una tercera condición que es nuestra percepción del objeto. De aquí en más, el problema principal pasó a ser la subjetividad implícita en este concepto novedoso.

Hoy en día el estudio mas famoso basado en la teoría de los colores de Goethe es Psicología del color, de Eva Heller.

Heller fue una socióloga y psicóloga alemana que realizó un
importante estudio acerca del significado de los colores y el cual
plasmó en su libro “Psicología del Color“. Los resultados
mostrados en el libro están basados, entre otras cosas, en una encuesta
realizada a 2.000 personas, lo cual nos da una muestra con la que
trabajar.
Eva propuso que los colores, más que ser sólo un fenómeno optico, son fenómenos sociales. Establece que los colores y los sentimientos no se combinan de manera accidental, sino que se basan en el contexto y la historial individual de cada uno a través del tiempo.

Psicología de los colores primarios

Amarillo: Es considerado como un tono alegre y cálido. Sin embargo, también propicia el cansancio de la vista y hace llorar a los bebés.

Rojo:
Atrae rápidamente la atención, evoca emociones fuertes e incrementa el
apetito, es por eso que famosas cadenas de restaurantes como McDonald’s, Burger kin , KFC… 
lo usan en sus logotipos e instalaciones.; también se asocia con la pasión, la intensidad y el amor. No
obstante, estudios demuestran que el rojo puede afectar tu rendimiento
al hacer tareas de concentración como resolver exámenes o tomar
decisiones, ya que se asocia con el peligro.

Azul:
Es el color preferido por los hombres. Propicia la calma, la
productividad y la serenidad, por lo que es el más usado en las
oficinas. También es sinónimo de confianza y seguridad, por lo que es
ideal para aseguradoras, bancos e instituciones financieras.

Colores secundarios y terciarios

Verde:
Se asocia a la salud, a la tranquilidad, al dinero y a la naturaleza.
Está comprobado que los trabajadores que laboran en un ambiente de este
tono tienen menos dolores de estómago. Sin embargo, el efecto del verde
depende mucho de su tonalidad; los tonos profundos evocan abundancia,
mientras que los claro, calman.

Morado: Significa lealtad, bienestar, éxito y sabiduría. Ésta es la razón por la que reyes y otros líderes usan atuendos morados.

Rosa:
Es un color que tranquiliza y evoca al amor. Los tonos oscuros se usan
para expresar diversión, emoción, energía y juventud. Los rosas claros se
asocian al romance.

Blanco: Se relaciona a la
pureza, a la inocencia y al vacío. Es ideal para usar en espacios
pequeños ya que da una sensación de amplitud.

Café:
Este color evoca a la tierra; a la confianza y la practicidad, pero
también resulta algo aburrido y puede asociarse con suciedad.

Naranja:
Este tono es sinónimo de entusiasmo, emoción, calidez y precaución. Por
eso es usado para atraer la atención y provocar alegría.

MªCarmen Martínez

El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *