Cuando nos hacen daño la reacción inmediata y lógica es ir contra quien
nos lo hizo; pero esta reacción lógica y natural tiene sus problemas. A
corto plazo, tratas de impedir que el daño continúe;
Cada vez que piensas en la venganza, o la injusticia que te han hecho,
la herida se abre y duele, porque recuerdas el daño que te han hecho y
el recuerdo del sufrimiento te lleva a sentirlo de nuevo.

La psicología describe el perdón como un proceso que desarrolla el individuo interiormente y que beneficia mas al que perdona que al que se le perdona.
Muchas son las razones por las cuales una persona pide perdón
, en su mayoría para sentirse bien con ellos mismos. Otros para
sentirse perdonados por algo que se les había convertido en una carga
insoportable.
La persona que pide perdón es aquel que se considera responsable de haber causado algún daño a alguien en un momento de enojo o para vengarse.

Muchas son las veces en que la persona pide perdón y no es perdonada
, pues al individuo al cual se le pidió perdón no esta listo para hacerlo pues sus heridas todavía no han cicatrizado.

 El proceso de perdón no implica el abandono de la búsqueda de la
justicia ni de dejar de defender tus derechos, solamente se trata de no
buscar en ello un desahogo emocional, que implique que la búsqueda de
la justicia se convierta en el centro de tus acciones y que dificulte
tu avance en otros de tus intereses, objetivos y valores.
Es una forma de presentar que el perdón es terapéutico, resaltando
los procesos psicológicos que subyacen y los beneficios personales que
tiene ejercerlo. De esta forma, se ven los efectos que tiene perdonar,
dejando a un lado las connotaciones religiosas sociales, etc. que tiene
la palabra perdón y que pueden hacer difícil entender que puede ser un
proceso terapéutico.

Beneficios físicos y psicológicos del perdón

 1. Disminuye síntomas físicos como dolores y molestias

 

2. Provoca una disminución en el uso de medicamentos y un mayor alivio del estrés fisico y               emocional

 3. Previene problemas de corazón y disminuye la presión arterial
 

4. Mejora de la calidad del sueño y disminuye la fatiga

 5. Genera una mayor presencia en el presente y por lo tanto aumenta los niveles de felicidad

 6. Aumenta la capacidad de disfrute y una mayor nivel de actividad general

 7. Fortalece la espiritualidad, la capacidad de trascender

 8. Provoca una mejor gestión de los conflictos vitales

 9. Mejora de las relaciones

 10. Aumenta nuestra inteligencia emocional

“Perdonar es vivir sin remordimientos”

MªCarmen Martínez
Directora de Psycospirity

El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *