Cualquiera que necesita ayuda psicoterapeútica para satisfacer sus necesidades rehúsa la realidad del mundo circundante. Las necesidades fundamentales según este autor son: amar y ser amado y sentirse útil a uno mismo y a los demás. 
Si el ser humano es prisionero de sus emociones, no es porque sus normas ( super- yo, la moral, exigencias de la ley) sean demasiado elevados, sino porque sus resultados han sido demasiado bajos. La cura se desarrolla hacia una madurez, conciencia y responsabilidad mayores. La terapia tiene éxito cuando el sujeto pone fin a este rechazo de la realidad y se da cuenta que la satisfacción sólo se obtiene en el interior de su estructura. 


Es una enseñanza especializada en tres etapas:

  1. Establecimiento de un vínculo.
  2. Rechazo del terapeuta de la conducta no realista.
  3. Enseñanza de los mejores medios para satisfacer las necesidades. Se centra en el qué y no en el por qué, en el hecho y no en el sentido.
El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *