¿Alguna vez te ha pasado que te preguntan por qué te gusta algo y no sabes qué responder? Corres a buscar una justificación en tu mente, pero no parece existir una razón en concreto… Esto pasa porque los humanos, contrariamente a lo que nos gusta creer, somos altamente irracionales. Es por esto que las marcas más exitosas son aquellas que aparte de ofrecer un buen producto o servicio, se conecta con las emociones y motivaciones que habitan en nuestro inconsciente.

El neuromarketing es el estudio del proceso de compra y el estudio del proceso de la toma de decisiones de los consumidores o posibles consumidores antes de comprar, durante el proceso de compra, o después de ella.

Entre un 80% a un 95% de nuestras decisiones de compra son inconscientes, por lo que este tipo de investigaciones aplicadas al marketing nos ayudan a conocer de una forma diferente e inadvertida las reacciones y conductas de los consumidores.

La finalidad del uso de estas técnicas es buscar la eficacia de las decisiones. El objetivo es averiguar a qué estímulos prestan más atención las personas y cuáles no les influyen en el comportamiento. Se trata de comprender mejor a la persona.

Nuestro cerebro no funciona como compartimentos, es algo mucho más enrevesado. No tenemos un comportamiento determinado ante una circunstancia pero sí estamos condicionados por las situaciones que vivimos.

El tipo de análisis que se busca con estas técnicas, busca más el refuerzo medible y cuantitativo para poder alejarse de la subjetividad personal.

La investigación neuronal y sensorial detrás del mundo de la comunicación, se va convirtiendo en algo cada día más complejo y sofisticado. Uno de los objetivos de las marcas es fidelizar a sus consumidores y hacer mejorar y crecer sus productos.

¿Qué tipos de neuromarketing hay?

Como en todo, no sólo existe un tipo de Neuromarketing. Podemos distinguir entre 3 distintos.

  • Neuromarketing visual: Es el que se basa en la vista. Palabras como oferta, gratis o redondear los precios en 0,99 son algunos ejemplos.
  • Neuromarketing auditivo: Se centra en el sentido del oído. Sobre todo se usa en recursos sonoros como la música que se escucha en una tienda. Ej: en tiendas de hogar, música relajante.
  • Neuromarketing kinestésico: Se basa en el tacto, gusto y olfato. Menos usado pero su potencial es alto. Se suele usar en cafeterías, tiendas de ropa…
¿En qué se basa el neuromarketing?
  • El neuromarketing utiliza la psicología de los colores. ( Si quieres saber más visita nuestro artículo)
  • Explora los gatillos mentales: Son factores que nos llevan a tomar ciertas decisiones de forma “automática” Algunos son:
  1. Prueba social: Presentar la cantidad de personas que visitan tu blog o que compraron el producto, va a motivar a más personas a hacer lo mismo.
  2. Escasez: Las ediciones limitadas son el ejemplo perfecto. El cerebro entiendo que necesita actuar rápido para no perder la oportunidad.
  3. Urgencia: La urgencia lleva a la persona a actuar por impulso. Ejemplo de ello es el Black friday.
  4. Exclusividad: Las personas aman ser parte exclusiva de algo, ya que les hace sentir importantes. 

¿Qué pruebas utiliza el neuromarketing?
  • La resonancia Magnética Funcional (FMRI): Esta mide los cambios metabólicos que ocurren en determinadas regiones del cerebro asociados a la actividad neuronal. Aporta información sobre qué regiones se activan ante determinadas tareas.
  • Electroencefalograma (EEG): Registra la actividad eléctrica del encéfalo y aporta información sobre las áreas del cerebro que producen mayor actividad ante determinados estímulos.
  • Magneto encefalografía (MEG): Se ocupa de la exploración de la actividad funcional del cerebro y permite relacionar la actividad cerebral y las estructuras cerebrales. Esta técnica ofrece un mapa temporal y espacial con mucha más resolución que la técnica EEG
Como podéis ver, esto es un proceso complejo que se encuentra en estudio, y del que esperamos poder informaros más.

Mª Carmen Martínez
Co-directora de Psycospirity

El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *