Introducción
La
pedagogía Waldorf tiene como finalidad el desarrollo de cada individualidad. Su
concepción del ser humano es amplia e integral. De ahí que su metodología
facilita el despliegue de las capacidades y habilidades propias del niño. Esta
pedagogía da la misma importancia a los contenidos como a los procesos para
llegar. Así se ve reflejado en la cita de 
Rudolf
Steiner
, quien es el fundador: 
“En
la vida, más valioso que el saber es el camino que se hace para
adquirirlo.”
Esta metodología huye de la enseñanza dirigida, jerárquica y competitiva, y
basa su estrategia en la capacidad de
los niños para imitar, imaginar y experimentar
, adaptándose a su
desarrollo y despertando su interés por conocer el mundo.
Historia
La pedagogía Waldorf tiene sus raíces en las
creencias del esoterista austríaco Rudolf Steiner  fundador de la
corriente mística llamada “antroposofía”. Steiner carecía de experiencia o
formación docente de cualquier tipo, de manera que basó sus principios de su
pedagogía en trances místicos. Para él, el ser humano es una individualidad de
espíritu, alma, y cuerpo, cuyas capacidades se despliegan en tres etapas de
desarrollo, las cuales son:
·        
Primera infancia: de
los 0 a los 7 años,
el niño imita lo
que le rodea y, por lo tanto, sus padres y educadores tienen la responsabilidad
de crear un entorno que ofrezca al niño suficientes oportunidades para la
imitación y para que pueda jugar de forma creativa, ya que el método entiende
que las actividades lúdicas constituyen una herramienta indispensable para
aprender a dominar el movimiento corporal.
·        
Infancia media: de
los 7 a los 14 años,
el niño aprende
a través de la imaginación, lo que el método Waldorf denomina educar la inteligencia sensible del niño.
·        
 Adolescencia:
de los 14 a  los 21,
el alumno estudia todas las materias básicas, lo que le
permitirá descubrir aquéllas para las que está más dotado o que suscitan su
mayor interés y, de este modo, estará listo para elegir su vocación.
La pedagogía Waldorf lleva implantada en España desde 1979, año en que
se fundó el primer centro: la Escuela Libre Micael de Las Rozas.  Apoyada y promovida por la 
Unesco, esta pedagogía se
imparte en unas 3.000
escuelas de más de 90 países
. Gobiernos como los de Irlanda, Australia, Alemania o Israel la apoyan oficialmente.
Famosos
Waldorf
Entre las celebridades que han estudiado
en escuelas de enseñanza Waldorf se encuentran: Jennifer Aniston, Kenneth
Chennault, Michael Ende, Sandra Bullock, Barbara Becker, Meret Oppenheim,
Ferdinand Alexander Porsche, Linn Ulmann, Kristen Nygaard, Nira Bravo,
Javier. En Argentina podemos
mencionar a Nicolás y Andrés Repetto, Andrés y Javier Calamaro, y Ursula
Vargues.
Características
Estas son
algunas de las características que presenta el método  Waldorf:
·        
El maestro es el mismo durante cada septenio: el
objetivo de esto es que el docente adquiera un conocimiento profundo de cada
niño, pudiendo satisfacer sus necesidades pedagógicas en cada momento.
·        
No hay un horario específico: esto significa que un
área de conocimiento se profundiza durante aproximadamente 3 o 4 semanas y
luego se pasa a la siguiente.
·        
Loss niños aprenden a leer y a escribir a partir de los 6-7 años porque “antes de esa edad se les
deja que jueguen, ya que no están lo suficientemente maduros”, explica  Ana María L. Yagüe, madre de dos niños
escolarizados.
·        
Cuando los niños comienzan a escribir, lo hacen usando mayúsculas y no
minúsculas,
ya que los
trazos son más sencillos, con rectas y curvas muy claras. La minúscula requiere
más precisión en la motricidad fina y el control del lápiz, por lo que se
introduce posteriormente.
·        
No hay exámenes: el maestro evalúa el proceso de
aprendizaje a través del contacto cotidiano con los alumnos y da la evaluación
a sus padres durante todo el ciclo lectivo. Esta peculiaridad procura no
fomentar la competitividad entre los alumnos.
·        
No hay libros de texto: El libro lo hacen los propios niños con sus trabajos del día a día. 
·        
Se recurre al arte en materias curriculares: el canto,
la música, el movimiento y las manualidades son recursos utilizados en
matemática, lengua o ciencias.
·        
Talleres de oficios: los niños participan en
talleres de carpintería, cocina, tejido y jardinería, entre otros.
·        
Alimentos del cuerpo y del alma: en estas escuelas
se da vital importancia a lo que se ingiere a través del cuerpo y del alma. Por
ello se promueve el consumo de alimentos naturales, evitando las golosinas y la
comida industrializada. Y se cuida celosamente lo que los niños escuchan, ven o
sienten, brindándoles la contención y el amor para su desarrollo psíquico y
emocional.
·        
Desaconseja el uso de las tecnologías  ya que sostienen que todo esto aleja a los
niños de su tarea principal, que es el desarrollo de sus sentidos de
percepción, de su mente y su creatividad.
·        
Fomenta el respeto por los ritmos y cursos
naturales: por ejemplo, un horario regular sano para comer e ir a dormir
colabora con los ritmos metabólicos del organismo.
·        
Los padres tienen una participación muy importante
en las escuelas: proveen los medios necesarios para que la institución pueda
funcionar. Y participan, junto con los maestros, en comisiones con diferentes
tareas.
·        
Promueven la educación religiosa en la familia y no
en el ámbito escolar: estas escuelas tienen una orientación cristiana, como
camino evolutivo del hombre. Sin embargo, no dan catequesis en sus programas
pero incentivan que esta formación sea dada en el hogar. Por su parte,
estimulan a los niños a venerar y contemplar los hechos que tienen que ver con
el milagro de la vida, sus ritmos y sus etapas, tales como las estaciones.
“La evolución
espiritual no se manifiesta por la posibilidad de almacenar conocimientos,
declamar verdades u obrar milagros, sino por la capacidad de corregir los
propios errores” – Rudolf Steiner.
Juana
Mª Córcoles

Colaboradora
de Psycospi
rity.
El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *