El síndrome de Asperger (AS) es un trastorno
que se caracteriza porque el paciente manifiesta intereses limitados o
una preocupación inusual y obsesiva con un objeto o un tema en
particular, llegando a excluir otras actividades y temas de
conversación. Las personas que lo padecen suelen tener una inteligencia
normal o ligeramente por encima de la media, pero muestran rutinas o
rituales repetitivos, así como una tendencia a hablar de manera
demasiado formal o monótona y a interpretar figuras retóricas e ironías
de manera literal. A veces su lenguaje corporal es inexistente. También
exhiben un comportamiento social y emocionalmente inadecuado y se muestran incapaces de interactuar exitosamente con los demás. La torpeza física y la ausencia de empatía hacia los demás son otros rasgos característicos de la enfermedad, que se suele diagnosticar en edad escolar.

 En muchas ocasiones han sido etiquetados como “Mala Adaptación Socioemocional“,
en el que hay problemas de conducta y comportamientos premeditados de
mala adaptación; es un error importante, pues los niños afectados de
Síndrome de Asperger tienen una comprensión muy ingenua de las
situaciones sociales, que no manipulan para su propio beneficio. La mala
adaptación en contextos sociales es fruto de un mal entendimiento y de
la confusión que les crea la exigencia de las relaciones
interpersonales.

Causas 

Existe un componente genético
con uno de los padres; con cierta frecuencia es el padre el que
presenta un cuadro completo de Síndrome de Asperger. En ocasiones hay
una clara historia de autismo en parientes próximos.
El cuadro clínico
que se presenta está influenciado por muchos factores, incluido el
factor genético, pero en la mayoría de los casos no hay una causa única
identificable.

Diferencias entre Autismo y Síndrome de Asperger

Autismo Síndrome de Asperger
Coeficiente Intelectual generalmente por debajo de lo normal Coeficiente Intelectual generalmente por encima de lo normal.
Normalmente el diagnóstico se realiza antes de los 3 años Normalmente el diagnóstico se realiza después de los 3 años
Retraso en la aparición del lenguaje Aparición del lenguaje en tiempo normal
Alrededor del 25% son no – verbales Todos son verbales
Gramática y vocabulario limitados Gramática y vocabulario por encima del promedio
Desinterés general en las relaciones sociales Interés general en las relaciones sociales
Un tercio presenta convulsiones Incidencia de convulsiones igual que en el resto de la población
Desarrollo físico normal Torpeza general
Ningún interés obsesivo de “alto nivel” Intereses obsesivos de “alto nivel”
Los padres detectan problemas alrededor de los 18 meses de edad Los padres detectan problemas alrededor de los dos años y medio
Las quejas de los padres son los retardos del lenguaje Las quejas de los padres son los problemas de lenguaje, o en socialización y conducta

A
diferencia de los niños con Autismo típico, tienen deseos de tener
amigos y se sienten frustrados por sus dificultades sociales.

 Tratamiento 

Para establecer un plan de tratamiento tienen que trabajar juntos
padres, profesores y profesionales.
Hay una serie de principios generales aplicables al niño con Síndrome de Asperger:

  • A los niños con Síndrome de Asperger no les gustan las sorpresas y deben ser preparados, siempre que sea posible, frente a los cambios.
  • Las reglas deben aplicarse con cuidado y con cierta flexibilidad, claramente expresadas y preferentemente por escrito.
  • El profesor/a debe aprovechar al máximo las áreas de interés especial del niño.
  • Hay que intentar que las enseñanzas sean bastante concretas y evitar utilizar un lenguaje que sea mal interpretado.
  • Se
    puede recompensar con actividades que sean de interés para él cuando
    haya realizado de manera satisfactoria otras tareas o se haya comportado
    correctamente.
  • Suelen responder muy bien al uso de elementos visuales.
  • Frecuentemente
    no entienden muestras rígidas de autoridad o enfado y ellos mismos se
    vuelven más rígidos y testarudos, con descontrol del comportamiento;
    siempre que sea posible hay que anticiparse a estas situaciones evitando
    la confrontación.
  • Como desean tener amigos, hay que enseñarles ciertos repertorios sociales, qué decir y cómo decirlo.
  • Fomentar su participación en las conversaciones y reforzar a los compañeros que también lo estimulen a participar.

Se muestra muy eficaz el ensayar y practicar el modo de enfrentarse a distintas situaciones sociales (representación de papeles en situaciones concretas). En los casos complejos se aconseja una orientación realizada por un equipo profesional.
La
mayoría de los niños no reciben ninguna medicación como parte del
tratamiento, pero en situaciones concretas pueden ser útiles: estados de
ansiedad o depresión, problemas de falta de atención.

MªCarmen Martínez

El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *