Atrás quedan los días de planear el viaje que vamos a realizar y también los días que hemos pasado en aquel lugar tan maravilloso. Toca volver de nuevo a la ciudad y a la cruel rutina de todos los días.
Es una vuelta dura, dejar atrás la desconexión no siempre es fácil, por eso se produce este síndrome o depresión post-vacacional.
Generalmente se suele dar en septiembre pero como cada persona tiene sus vacaciones en distinto mes, no es raro encontrarlo en julio o agosto.
Aproximadamente un 45% de los trabajadores en España sufren malestar físico y emocional al incorporarse al trabajo lo que conlleva a una disminución de su rendimiento laboral y en su vida familiar.

Esto se produce por la brusca transición entre las vacaciones y la vuelta al trabajo, sin el proceso de adaptación previo.

Síntomas físicos: Suelen ser cansancio, fatiga, falta de apetito, sueño, dificultad de concentración e incluso dolores estomacales.
Síntomas Psicológicos: Encontramos falta de interés, irritación, nerviosismo e incluso tristeza.

Cuando volvemos de las ansiadas vacaciones todos sentimos algún que otro síntoma, pero para diferenciarlo del período normal de adaptación, nos fijamos en la duración de estos síntomas y del momento en el que se manifiestan. Lo mas habitual es que se produzca en la primera semana a la incorporación al trabajo y suele ser pasajero. Si dura mas de 15 días habría que hablar de otra cosa, según afirma la psicóloga Ana San Bruno.

Lo mejor para evitar esto es con su prevención:
1- Saber que necesitamos un periodo de adaptación antes de estar al 100%, marcarnos retos fáciles y saber que es normal que cueste.
2-Retomar el contacto con amigos y familiares:  Volver a las mismas cosas que hacíamos antes de irnos de vacaciones.
3-practicar deporte para liberar endorfinas y sentirnos mejor.

La prevención es super importante, pero.. ¿ Qué hacer cuando no has podido prevenirlo y te encuentras en esta situación?

1-Programa la vuelta con tiempo: no vuelvas el día anterior a tu vuelta al trabajo, tomate un par de días para coger de nuevo la rutina.

2-aborda tus actividades laborales paulatinamente: no quieras estas de golpe al 100% pues no serás capaz y aparecerá frustración. recuerda que necesitas un proceso de adaptación para poder dar lo mejor de ti. comienza por las mas placenteras o sencillas y ve complicándolas poco a poco.

3-respeta las horas de sueño: Es muy importante que vuelvas a coger tus horas habituales. Sabemos que en vacaciones los horarios son muy irregulares pero tras tu vuelta hay que volver a ponerlos en orden.

4-Modera el consumo de alcohol y cafeína: El alcohol lo único que puede conseguir es agravar los síntomas de apatía ya que es un depresor del sistema nervioso central, y la cafeína agudiza los síntomas de estrés

5-Haz deporte: como hemos dicho anteriormente, debemos liberar endorfinas que hacen que nos sintamos mejor y nos liberemos del estrés que supone la vuelta a la rutina.

6-Organiza tu tiempo y diviértete: vuelve a hacer las cosas que te gustan y también dedícate tiempo para ti.

7-Fijate en lo positivo y ten paciencia. a lo largo del día también nos suceden cosas buenas a las que debemos darles importancia tanta o mas que a las malas. agradecer a las personas los pequeños detalles nos hará sentir bien. Recordar que el síndrome es pasajero y que durará hasta que te acostumbres de nuevo a tu rutina. Si dura mas de 15 días consulta a un especialista.

https://www.youtube.com/watch?v=C-p5qtmYBpM

M.M.F
Psycospirity

El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *