·         El nuevo manual estadístico y diagnóstico de trastornos mentales (DSM-5) nos ubica en la sección III, un nuevo posible trastorno: el trastorno de comportamiento suicida:


        Criterios propuestos:
o   
Intento
de suicido en los últimos 24 meses
o   
No
cumple criterios para la autolesión no suicida
o   
No
se aplica a la ideación suicida o los actos preparatorios
o   
No
se inició durante un delirium o un estado de confusión
o   
No
se llevó a cabo únicamente con un fin político o religioso
Especificar
si: actual (no más de 1 meses desde el último intento y en remisión inicial
(12-24 meses desde el último intento)

·        
Especificadores: Violencia del método utilizado,
consecuencias médicas del comportamiento, grado de planificación
frente a impulsividad (característica que podría tener consecuencias de cara al
pronóstico médico) Si el comportamiento suicida tuvo lugar de 12-24 meses antes
de la evaluación, se considera que la afección está en remisión inicial.



·        
Características
diagnósticas:

Hay varios factores que pueden influir en las consecuencias médicas del intento
de suicidio, como planificación pobre, la falta de
conocimiento acerca de la letalidad el método elegido, la escasa
intencionalidad o la ambivalencia, o la intervención casual de otras personas
después, no deberían considerarse a la hora de asignar el diagnóstico
.
Determinar el grado de intención puede suponer un reto. Los individuos pueden
no reconocer su intención. Algunos marcadores de riesgo:
agitación aguda especialmente preocupante, alta reciente de una unidad de
hospitalización o la suspensión reciente de un estabilizador del ánimo, como
litio o antipsicótico como clozapina en caso de esquizofrenia. Características
como hablar a los demás acerca de los eventos futuros o estar dispuesto a
firmar un “pacto de no suicidio” serían los indicadores menos fiables. Los
intentos de suicido pueden implicar comportamientos en los que, tras iniciarse
el intento de suicidio, el sujeto cambió de opinión o intervino otra persona.
Si otra persona disuade al individuo o éste cambia de idea antes de iniciar el
comportamiento, no se debería realizar el diagnóstico.

·        
Desarrollo
y curso:
Cualquier
momento a lo largo de la vida, pero raramente se ve en niños menores de 5 años.
En niños prepuberales, el comportamiento a menudo consistirá en un
comportamiento que un progenitor les ha prohibido por el riesgo de sufrir un
accidente. Aprox 25-30% de las personas que intentan suicidarse hará mas
intentos en el futuro.

·        
Aspectos
diagnósticos relacionados con la cultura:
Comportamiento varía en las diferentes culturas. Pueden
deberse a la disponibilidad de los métodos.

·        
Marcadores
diagnósticos:

el comportamiento suicida que produce una pérdida de sangre puede acompañarse
de anemia, hipotensión o shock. Las sobredosis pueden conducir al coma o a la
obnubilación y desequilibrios electrolíticos.

·        
Consecuencias
funcionales del trastorno de comportamiento suicida
: afecciones médicas (traumatismos…)

·        
Comorbilidad:
Contexto de varios trastornos
mentales. Mas común TAB, TD, Esquizofrenia, esquizoafectivo, ansiedad (T Pánico
de contenido catastrófico y Flashbacks del TEPT), Consumo de sustancias
(alcohol). Personalidad limite, antisocial, conducta alimentaria y tx
adaptación.
Bibliografía: DSM-5
Anaís Martínez Jimeno
El equipo de Psycospirity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *